El diafragma

diafragmaEL DIAFRAGMA:

Así como los pulmones son los órganos responsables de la respiración, el diafragma es el músculo responsable de favorecer su movimiento. Coge toda la parte inferior de la caja torácica, se inserta en las vértebras lumbares por atrás, en la columna vertebral.

La palabra DIAFRAGMA viene de DIAFREI, que en griego significa “aquello que separando comunica” y esto que separa y une es la cavidad torácica con la abdominal. Está atravesado por el esófago, distintos nervios, vasos sanguíneos y linfáticos (arteria aorta, vena cava, y la vena ácigos mayor)… Al permitir el  paso de la vena cava y la arteria aorta por dos orificios, el diafragma permite que el flujo sanguíneo circule hacia arriba y hacia abajo, así pues, cuando el diafragma se contrae bloquea o estrecha el paso de la aorta y la vena cava inferior que es la que lleva la sangre del corazón a las extremidades inferiores de ahí deriva el problema de varices en las piernas, los pies fríos, etc.

Tiene dos movimientos: Inspiración y espiración, que hacen que el diafragma suba y baje. Cuando llenamos los pulmones de oxígeno el volumen de la caja torácica aumenta hacia arriba, hacia el mundo exterior y al espirar, expulsamos el anídrido de carbono con algo de oxígeno también, estamos haciendo el movimiento opuesto hacia abajo, tirando de los pulmones también hacia abajo, hacia el interior del yo. El diafragma y los pulmones trabajan conjuntamente, así el diafragma está implícitamente implicado en la respiración y en la relación exterior con el mundo, por tanto, un bloqueo diafragmático, esto es, que el músculo esté rígido o contraído, implica en la mayoría de casos una represión de las pulsiones del ello y por consiguiente al desbloquearlo liberaremos al cuerpo de esa opresión y aumentará el tono vital del individuo, aunque es cierto que un ejercicio mal culminado en gimnasios o en la práctica de deporte, también podría provocar el bloqueo de este músculo.

Como decía es un músculo muy afectado por la represión del ello y por tanto es un  músculo sumamente emocional. Si sabemos que emoción significa movimiento de dentro hacia fuera podemos fácilmente comprender lo que sucede al desbloquear este músculo. Todos habremos padecido en alguna ocasión y si no habremos presenciado a alguien respirando de un modo acelerado, y si recordamos la ocasión seguramente fue en un momento de ansiedad, miedo, pánico, susto, disgusto, terror… Así pues, un problema de apnea puede resolverse fácilmente desbloqueando este músculo.

Podemos encontrar dos tipos de bloqueo:

–          Bloqueo en inspiración: La persona inhala aire pero lo retiene en una parte importante, espira poco aire, menos del que ha inhalado. Esto es una actitud absolutamente inconsciente y lo hace en un intento de protección para que la emoción no salga. Por eso es frecuente que al trabajar el diafragma aparezcan emociones reprimidas, no expresadas. Una evidencia corporal de un bloqueo en inspiración sería el de un pecho muy hinchado.

–          Bloqueo en espiración: Este es más grave que el anterior porque la persona no coge aire o digamos que muy poco. Consiste en un mecanismo inconsciente también consistente en dejarse morir en vida o no querer vivir y es una manera de evitar que la vida entre dentro. Como han acontecido hechos que han puesto en peligro el self, el individuo ha aprendido a evitar que estos acontecimientos entren en él y así es una barrera, una protección del mundo interior ante el dolor y esto genera un cierto estado de introspección en la persona, incluso en algunos casos un cierto autismo, un encerrarse dentro porque afuera no hay nada que le ofrezca la paz y la tranquilidad, así la vida no le afecta y de este modo no hay nada que reprimir, es un “negarse a vivir o morir en vida antes de que lo maten”. Le cuesta mucho inspirar aire. Esto afecta a la vitalidad del individuo que funciona bajo mínimos. Este bloqueo es el que encontramos en un caso de depresión. Una evidencia corporal de un bloqueo en espiración sería el de un pecho muy hundido.

El diafragma además tiene una función importantísima en la estática del cuerpo. Así que es crucial que este músculo esté bien desbloqueado careciendo de sentido las técnicas respiratorias sin el previo desbloqueo de este, porque si no desbloqueamos el  diafragma no podemos conseguir que haya un movimiento natural. Así que hay que desbloquear la musculatura al mismo tiempo que trabajamos la respiración para que puedan movilizarse los impulsos, emociones,… Dolores de espalda, como por ejemplo una lordosis, escoliosis, … pueden tener origen en el encogimiento o bloqueo del diafragma.

Es un músculo muy lordosante porque sus inserciones van a la zona lumbar, concretamente de la uno a la cuarta lumbar en el lado derecho y de la uno a la tres en el lado izquierdo, entonces si está encogido tira de las lumbares hacia arriba provocando una curvatura de la pelvis en anteversión, o lo que es lo mismo y que coloquialmente conocemos como “culito respingón”

Así pues y de un modo resumido tenemos que el diafragma tiene consecuencias directas en estos aspectos:

– Emocional

– Respiración

– Órganos cabidad abdominal

– Circulatorio

– Sexuales, reproductoras, … en el caso de las mujeres (anorgasmia, dolores menstruales, etc…)

– Estática del cuerpo

Esther Farga

Analista Psico Corporal

Para más información…

Más información en: efarga@centreapcigirona.com o llamando al teléfono 636.144.222.

Anuncios